Cetosis ¿Tóxica o beneficiosa?

La cetosis es un estado que ocurre, principalmente, cuando una persona está en estado de ayuno o sigue una dieta muy baja en hidratos de carbono (menos de 50gr./día). En circunstancias que el cuerpo no puede utilizar hidratos de carbono como fuente de energía (por ayuno o por agotamiento de las reservas) el cuerpo estimula la beta-oxidación de ácidos grasos para obtener energía. Éste proceso produce un aumento de los llamados Cuerpos Cetónicos (CC), que son principalmente la acetona, el acetoacetato, y el beta-hidroxibutirato. Son compuestos ácidos, por lo que su acumulación en la sangre, puede llevar a un estado conocido como Cetoacidosis, que con excepción de las situaciones de ayuno prolongado (varios días) y personas con patología metabólica (diabetes) es, fácilmente regulada por nuestro organismo. Si ésta no fuera regulada podría terminar con una fallo orgánico y hasta la muerte.

El estado de ayuno o restricción de la glucosa (el cuerpo lo interpreta de forma parecida) aumenta los niveles en sangre de ácidos grasos y cuerpos cetónicos. Éstos son utilizados como fuente de energía por nuestros tejidos periféricos (músculo, corazón, riñones, cerebro, glándulas suprarrenales, etc.), promoviendo un ahorro del consumo de glucosa. Parte de la glucosa sintetizada durante la restricción de la ingesta de hidratos de carbono o durante el ayuno, proviene de la degradación de las proteínas (músculo) por lo que el ahorro de glucosa es clave para no perder masa muscular (no tiene sentido que en un estado de falta de energía el cuerpo pierda el elemento que le permitirá ir en búsqueda de comida, cuando ésta falte). Aunque, evidentemente, el ayuno prolongado (varios días) provoca una pérdida de masa muscular, la compensación mediante una dieta rica en proteínas, tiene un efecto anti-catabólico (evita la pérdida de tejido muscular) y hasta puede llegar a generar un una pérdida de tejido adiposo y un aumento de la masa muscular. Además, cuando los niveles de insulina son bajos (que no inexistentes o ineficaces como en el caso de la diabetes), ya hace muchos años que se sabe que se reduce la utilización de proteínas como fuente de energía. Un ambiente orgánico con niveles bajos de insulina está ampliamente aceptado que promueven la pérdida de grasa, mejoran la sensibilidad a la insulina (efecto anti-diabético), evitan la pérdida  excesiva de masa muscular, etc. Los diabéticos con auséncia o ineficacia de la insulina, degradan la masa muscular tratando de generar glucosa ya que sus células interpretan que tienen caréncia de glucosa.

Hay tejidos que sólo pueden utilizar glucosa como fuente de energía como por ejemplo los glóbulos rojos, por lo que el cuerpo tiene que fabricarla mediante un proceso llamado gluconeogenésis. Éste proceso se hace en el hígado mediante la transformación en glucosa del lactato (importancia de moverse en ayunas!), las grasas (glicerol) y por último los aminoácidos (músculo). Una dieta rica en grasas y proteínas, desviará el consumo de grasa a los tejidos periféricos y permitirá que la poca glucosa ingerida sea utilizada de manera muy eficaz por los tejidos glucolíticos.

La pérdida de pequeñas cantidades de agua produce serios problemas de salud, por lo que la ingesta de líquido durante el ayuno es importante (ya lo hemos comentado con anterioridad), para restablecer los niveles hídricos y favorecer los mecanismos renales compensadores de la acidosis.

Uno de los tejidos más estudiados con relación a estados cetogénicos es el sistema nervioso central. Como ya hemos visto con anterioridad, el ayuno intermitente y la reducción del consumo de hidratos de carbono de alta carga glucémica tiene beneficios en la función cerebral, regeneración y prevención de enfermedades degenerativas. Aunque mucha gente no lo sabe, los cuerpos cetónicos son un fuente de energía perfecta para el cerebro y la salud de las embarazada (junto al consumo de omega-3, ácido fólico, etc.).

Por lo tanto:

  • Los estados de cetosis son totalmente fisiológicos y el cuerpo está totalmente adaptado a ellos. Por ésta razón, no debemos tener NINGÚN miedo a los posibles efectos negativos de la cetosis durante los estados de intermittent fasting.
  • La ingesta de agua parece ser muy beneficiosa durante los periodos de ayuno.
  • Si seguimos una dieta rica en proteínas, no sólo podremos fabricar la glucosa necesaria para los tejidos glucolíticos, sino que podremos mejorar la masa muscular y prevenir los posibles efectos catabólicos del ayuno (aunque ya hemos visto que el cuerpo tiene mecanismos para frenar la pérdida de masa muscular).
  • Es muy diferente un estado de cetosis controlada que una cetoacidosis diabética o de un ayuno muy, muy prolongado. La cetoacidosis diabética es peligrosa para la vida y el correcto funcionamiento de los órganos del cuerpo.
  • Los estados de cetosis controlada pueden ser útiles para la pérdida de grasa corporal. La sensación de mareo, dolor de cabeza, etc. que experimentan algunas personas cuando haces ayuno o dietas cetogénicas es por la falta de adaptación. Una solución es adaptarse progresivamente a éste estado o tener paciencia durante los estados de adaptación (máximo 5 días).
  • Los estados de cetosis controlada pueden ser útiles para la prevención de patologías cardiovasculares, diabetes u obesidad, además de favorecer la regeneración y protección del sistema nervioso. En algunas publicaciones se han descrito eficaces para frenar el crecimiento de células tumorales.
  • La simple ingesta de verdura o fruta nos hace salir de la cetosis después de un periodo de intermittent fasting, por lo que debemos perder todo el miedo a los posibles  efectos negativos sobre el organismo, cuando se mantiene de forma prolongada. Además, como ya sabemos, la verdura y la fruta favorecen un equilibrio ácido-base de los líquidos corporales.

En conclusión: los humanos estamos plenamente adaptados a estados de cetosis controlada. Puede ser beneficio para promover la pérdida de grasa, la reducción del riesgo cardiovascular, previene la diabetes, etc. La suficiente ingesta de proteínas será clave en el mantenimiento y mejora de la masa muscular.  Bebe agua como herramienta para prevenir la pérdida excesiva de líquido. El pescado, la carne, los huevos, el coco, los frutos secos, etc. nos aportarán las grasas y las proteínas necesarias durante un estado de cetosis, para promover la pérdida de grasa y mejora de la masa muscular (entrenamiento de fuerza en ayunas más supercompensación). Las frutas y las verduras nos aportarán los hidratos de carbono de baja carga glucémica, asegurando no producir excesiva insulina y aportando los minerales, vitaminas y otros micronutrientes positivos para el funcionamiento del organismo, además de asegurar un correcto equilibrio ácido-base. Bajo mi punto de vista, el intermittent fasting, el entrenamiento en ayunas, la paleodieta y días controlados de dieta cetogénica, pueden ser una combinación perfecta para el mantenimiento de la salud y la prevención de patologías crónicas y metabólicas. Todo ésto sin olvidar las dieta “come lo que te de la gana” con amigos y seres queridos, ya que las relaciones sociales son imprescindibles para la salud, y ¿qué mejor manera de cuidarlas que compartiendo una buena comilona? ;)

Recetas de la Dieta Paleo
Recetas de la Dieta Paleo

mybestchallenge

Mybestchallenge.com. Un lugar de encuentro para amantes del deporte y la salud. Te ayudamos a conseguir tu reto. ¿Te animas?

Lee otros artículos escritos por .

100 comentarios en “Cetosis ¿Tóxica o beneficiosa?”

  1. destro1707

    27 febrero, 2013 a las 17:46

    Buena aportación Pau cada articulo nutricional tuyo es un aporte de mucha calidad científica, un placer léelos

    gracias por tus aportaciones, son muy enriquecedoras

  2. Andrea

    28 febrero, 2013 a las 2:41

    ¿Podrías citar algunas referencias bibliográficas por favor? Estoy embarazada y he subido muchísimo de peso, por lo que me encantaría estar segura de si realmente una dieta cetogénica es inofensiva para mi bebé, en base a evidencia científica. Muchas gracias!

  3. dario svetliza

    3 agosto, 2013 a las 18:19

    hola pau, muy interesante el contenido. por lo que he leido y teniendo en cuenta la base de evidencia, la cetosis fisiologica es la mejor opción. podria decirse que es fue el legado olvidado del paleolítico.
    mi cuestion es la siguiente:
    soy ciclista amateur y he realizado pruebas como la titan desert en dos ocasiones.
    como puedo adaptar una cetosis fisiologica con entrenamientos de mas de 3hs o carreras de mas de 6hs, con importantes cambios de ritmo, en las cuales se sobrepasan umbrales durante periodos considerables.
    como aconsejas afrontar la alimentacion antes durante y después ante estas situaciones.
    Gracias por tu atención!!!

  4. Mario EA

    12 noviembre, 2013 a las 2:45

    Tengo 52 años y hoy he comenzado mi dieta Atkins.
    Hago deporte 3 veces por semana. Puedo continuar haciendolo?
    Por cuanto tiempo se aconseja esta dieta cetogenica?
    Gracias !!!!

  5. Erik

    14 enero, 2014 a las 17:11

    Yo soy obeso he empezado con la dieta cetogénica y esta funcionando increíblemente bien, he perdido 12 kilos en 3 semanas.

  6. javier

    21 enero, 2014 a las 16:52

    Hola, muy buen articulo aunque tengo una duda, hablas del coco para mantener el estado de cetosis, mi duda es: No puede el coco repercutir en los niveles de insulina y hacerte “salir” del estado de cetosis?

    Muchas gracias.

Deja tu comentario